El Hotel se encuentra en pleno centro histórico de Palma, en una de las calles más antiguas de la ciudad y esta situado entre dos importantes edificios históricos: la iglesia de Sant Jaume y el convento de Santa Magdalena. Ambas obras son del siglo XV, y son dos ejemplos del gótico que conserva a día de hoy la isla.
Sant Jaume se encuentra emplazado en una casa que data del siglo XVIII, a pocos pasos del “Paseo del Borne”, la mejor y más lujosa zona comercial de la ciudad, y a cinco minutos a pie del paseo marítimo. La ubicación privilegiada del hotel es sin duda uno de sus mayores atractivos